fbpx

EL EFECTO REBOTE INMOBILIARIO

DE VUELTA A LA REALIDAD
Tal como comenté en un artículo anterior, medios de prensa en su afán de vender portadas auguraban que los precios de los departamentos caerían por los suelos, y no faltó quien creyera que así pasaría – pensaron que harían su Agosto inmobiliario – y dejaron pasar varios meses, mientras que de manera remota ayudados por la tecnología, los agentes inmobiliarios y casetas seguían vendiendo (es cierto que fueron menos) a familias e inversionistas con quienes se llegaron a acuerdos y facilidades interesantes, llegando a sus cuotas mínimas estimadas.

Ahora que se aproxima el fin de la cuarentena, ocurre el «EFECTO REBOTE», es decir numerosas familias que frenaron su necesaria compra; ahora al igual que la estampida en los Centros Comerciales, quieren comprar esperando encontrar los tan prometidos descuentos por aquellos medios que especularon que ocurriría.

Dentro de la demanda de compradores se encuentran de todo tipo, los que saben lo que quieren y lo que cuesta, y los que mantienen la ilusión de los «precios de ocasión», siendo éstos últimos desestimados por constructoras con proyectos en buenas ubicaciones y acabados de calidad, atendiendo al primer grupo. De seguro se encontrarán precios bajos en distritos en que el metro cuadrado se mantiene al mismo precio o bajó por temas de tráfico, contaminación o delincuencia o en Lima Moderna por constructoras que compran terrenos pequeños con acabados básicos además de retrasos inesperados, lo cual hay que manejarlo con mucha precaución, leyendo con sumo cuidado cada cláusula.

El «EFECTO REBOTE», se da, porque quienes por temor o especulación retrasaron su compra, ahora saldrán en mucha mayor cantidad ya con la intención de adquirir su predio y las constructoras verán en este nuevo escenario, la oportunidad de quedarse con los clientes preferenciales sin urgencia por lanzar promociones (Ley de oferta y demanda).
Por ello, sea cual sea el tipo de comprador que seas, la recomendación es que si ya no deseas pagar alquiler, – que es un costo necesario durante un periodo corto – no esperes aún más, pues a cada etapa en que la construcción avanza, los precios se incrementan – no ocurre lo contrario-. Eso sí, si vas con tu crédito aprobado ello te permitirá el poder de solicitar alguna mejora en la cotización, por lo que es deseable que ya la tengas en el momento de tu visita a caseta o demostrar que la tienes, no importa de que banco sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *